viernes, 5 de septiembre de 2008

Lecturas de verano

Esta semana he puesto el punto final a mis lecturas de verano. El cóctel ha sido, sin lugar a dudas, variopinto donde los haya. Estos han sido mis nutrientes del alma en los meses de julio y agosto:
-"101 cosas que ya sabes, pero que siempre olvidas" de Ernie J. Zelinski. Este libro es uno de esos catalogados de autoayuda. No os asustéis. Tiene mucha miga y sustancia. Sus páginas son profundas en contenido y livianas en formas. La recomiendo como obra ideal para engrasar las tuercas de la psique.
-"No les digas adiós" de Allison DuBois. Se trata de una autobiografía de la vidente-policía que inspiró la serie de televisión "Medium" que se emite por Cuatro en nuestro país. Toca temas complejísimos con una naturalidad pasmosa. Si queréis replantearos el tema de la vida después de la muerte os dirijo a esta pequeña joya de los entresijos de una mujer valiente. A principios de verano le regalé el libro a una buena amiga y hemos compartido juntos las alegrías y ansiedades de nuestra heroína americana que habla con los muertos.
También cayeron en mis manos dos tratados de alimentación sana. Me apasiona la química de los alimentos, las combinaciones correctas entre ellos, la medicina ortomolecular... El libro "Que tus alimentos sean tu medicina" me ha tocado muy hondo. El español Felipe Hernández Ramos hace una descripción, por capítulos, del método I.N.C.A. (Nutrición Celular Activa) que me ha convencido ampliamente. Las bases de este método pasan por descartar de la dieta todos los alimentos procesados y demás venenos industriales. Volver a los cereales (no todos) y las legumbres con frutas y verduras es la esencia misma de la recuperación de la salud. Nada particular ¿verdad? Mucha gente en todo el mundo ya ha sentido el zumbido de las alarmas de un sinfín de enfermedades autoinmunes que no nos dejan vivir en paz. Muchos profesionales de diferentes campos ya trabajan hace décadas en la concienciación activa de la opinión pública divulgando estos conocimientos. Para muestra la que se montó cuando el prestigioso cocinero Santi Santamaría puso el dedo en la llaga al referirse a los aditivos alimentarios. De eso va esta historia.
El cáncer es un declarado enemigo que nos espera detrás de cada esquina. Los oncólogos están desbordados pero aún no hablan de la desnaturalización de lo que nos llevamos a la boca.
Hasta que llegue a las aulas de medicina aquello que Hipócrates ya sabía andemos listos y nos evitaremos muchos disgustos.
Mis lecturas prácticas ahora os pertenecen. Que la cadena se siga completando con nuevos eslabones críticos que cuestionan el sistema. No hay regalo mejor que el de compartir una lectura. Eso nos hace crecer y valorar las cosas de modos diferentes y complementarios entre sí.
Hasta mañana escudriñadores de nuevas sabidurías. Hasta mañana inconformistas convencidos. Hasta mañana J.

2 comentarios:

MªCarmen González Vidal dijo...

Muy interesantes y nada convencionales tus lecturas Javi, podria decirse que mis lecturas de este verano ( tras acabar la oposición ) han sido más mediáticas.
El primero que he leido ha sido "El Código da Vinci" de Dan Brown, una novela apasionante que destierra el papel de la mujer en la Iglesia, "La Bodega" de Noah Gordon,se publicita como una apasionada novela que nos acerca al fascinante mundo del vino pero yo la describiria como una historia que nos desvela que con la pasión y el esfuerzo en lo que uno hace se consigue cualquier cosa.
"El arte de amar" de Erich Fromm, entiende el gran tema del amor como un aprendizaje que hay que cultivar dia a dia para mantenerlo sano y me ha ayudado a entender un poco mas como ir dejando de ser egoísta en las relaciones personales.
Ahora mismo estoy ensimismada con "La voz dormida" de Dulce Chacón, si, aún no lo habia leido y me tiene realmente trasladada a la prisión de Ventas en la que estoy compartiendo el dolor de las mujeres que perdieron la guerra. Es valor, coraje, dignidad y lucha por unos principios del que muchos parecen haberse olvidado en relativamente pocos años y que ahora Garzón reabre para que las víctimas del Franquismo conozcan el paradero de sus seres queridos.
No he podido dejar de lado el tema político ni en la lectura de mis libros de este verano, ya me conoces J, jeje, bueno que me encanta leerte y que te hice un comentario en la primera entrada pero no lo he visto publicado.
Un beso

J dijo...

Gracias por tus palabras. Me han gustado tus lecturas de verano y gracias al blog hemos compartido las tuyas y las mías. Nunca hay que relajarse en el tema político como desde luego tú no haces. Me has dado pistas literarias algunas de una gran sustancia para seguirte. Besos.